Principios de la asociación

No pocos países se encuentran mucho mejor preparados que España a nivel educativo para emprender la revolución tecnológica de la IA. Por eso las familias y las pymes no pueden mantener una posición pasiva y tienen que pasar a la acción. La falta de reacción social en este caso puede ocasionar la ruina del país por el volumen de la deuda y la ausencia de nuevas empresas tecnológicas y empleos que sustituyan a los profesionales y sociedades mercantiles que necesariamente van a terminar desapareciendo por la irrupción de la IA. Esa reducción de la producción económica supondrá ingresar menos tributos y finalmente podría conducir a la quiebra las comunidades autónomas primero y después el conjunto del estado español. La estrategia no puede consistir en ocultar el problema, porque ya están todas las señales de alarma encendidas y las sirenas de emergencia sonando sin parar. La irresponsabilidad de los políticos es gigante poniéndose todos de acuerdo para esconder este problema a la sociedad y por lo tanto son en buena medida los principales responsables de que las soluciones se demoren.

Aunque deben existir filtros, esta asociación tiene visión combativa para cometer actividades y empujar regulaciones que conduzcan de la mejor forma posible España hacia una posición líder en la próxima Revolución Industrial. Y siempre con el objetivo de hacer crecer el empleo especialmente entre los jóvenes, aumentar la productividad, mejorar la calidad de vida, hacer los trabajos más confortables y reducir la exclusión social.

Tiene que comenzar a diseñarse una regulación nacional de la IA, dentro de una misión clara de lo que debe ser una buena sociedad de la IA. El debate todavía no se ha producido y ningún partido político incluye referencias claras al respecto. No existen además administraciones que hayan comenzado a diseñar una estrategia con el objetivo específico de proponer iniciativas sobre cómo introducir la IA en la economía. Por no mencionar que son casi inexistentes en la industria, cuando debería estar creándose un INIA (Instituto Nacional de Inteligencia Artificial) a imitación del antiguo INI, que comenzara a diseñar actuaciones futuras claras en todas las áreas económicas y actividades empresariales.

¿Qué es una buena sociedad basada en la IA? Aquella que tenga por principios generales la transparencia, la rendición de cuentas y la expansión de los beneficios sociales. Hay que especificar qué significan esos principios en la práctica desde el punto de vista de los actores implicados y los sistemas regulatorios. Son necesarias por lo tanto empresas, expertos, legisladores, investigadores, políticos y ciudadanos para definir esa nueva sociedad. El trabajo ni tan siquiera ha comenzado en España y no hay tiempo que perder.

 

Con esos objetivos la Asociación de Familias por la Inteligencia Artificial defiende los siguientes principios:

  1.  Informar sobre los efectos de la robótica y la Inteligencia Artificial (IA) en el futuro mercado laboral.

  2. Dar a conocer entre las familias la importancia de la formación matemática para la empleabilidad futura y potenciar su desarrollo mediante tutorización.

  3. Desarrollar el talento de los niños desde edades tempranas, creando una ‘cantera tecnológica’ para la IA con el apoyo de las familias.

  4. Organizar y dar soporte a una prueba continuada y a largo plazo semejante a la Perry Preschool Project (HighScope), con un análisis de datos basado en el último trabajo del economista James Heckman.

  5. Estudiar el impacto a largo plazo de la instrucción sobre el crecimiento del PIB y la solvencia de la deuda pública y privada.

  6. Impulsar el uso de la IA para conseguir servicios públicos de calidad sobre una política de 'open data', especialmente en la contabilidad del valor añadido de la calidad educativa en los centros y sus profesores.

  7. Denunciar la corrupción que se produzca en los sistemas educativos, especialmente los intereses cruzados de políticos, gestores, administrativos, inspectores de educación, sindicatos de profesores, patronales educativas, editoriales, empresas y demás actores, instituciones u organizaciones relacionadas directa o indirectamente con la instrucción pública.

  8. Establecer acuerdos de colaboración con empresas tecnológicas relacionadas con el análisis del dato masivo, la IA o la computación cognitiva.

  9. Informar sobre los importantes cambios socioeconómicos de la nueva Revolución Industrial y su impacto en los países.

  10. Promover que España se posicione en el grupo de cabeza mundial de la IA.

 

Para el culplimiento de estos objeticos, FIAR realizará las siguientes acciones o actividades:

 

  1. Desarrollo de estudios relacionados con la calidad a largo plazo de la instrucción pública.
  2. Sesiones de charlas y conferencias sobre el importante papel de la IA en la economía.
  3. Una reunión anual para informar sobre los progresos conseguidos